La Iglesia de todos: labor social de la Iglesia

La Iglesia católica realiza una labor asistencial de primer orden a muy distintos niveles, proporcionando ayuda y apoyo a millones de personas que lo necesitan por todo el país. La ingente tarea que realiza nuestra institución abarca desde labores caritativas y culturales a programas de formación y evangelización que gozan del reconocimiento de todos los sectores de la sociedad.

Ninguna organización, pública o privada de nuestro país, realiza una actividad equiparable a la realizada por las Diócesis con los escasos recursos de los que disponen. Las aportaciones directas de los fieles contribuyen al Fondo Común Interdiocesano, ya sea por medio de colectas o de donativos y suscripciones, de herencias y legados y de la asignación tributaria del 0,7% del IRPF. Desde este, se reparten los fondos disponibles solidariamente entre las distintas Diócesis para el desarrollo de actividades, programas y campañas que contribuyan a mejorar nuestra sociedad.

La Diócesis de Cuenca lleva más de 800 años cumpliendo con su cometido de ayudar, cuidar y proteger a la población conquense siguiendo el ejemplo de San Julián, Patrono de la Diócesis. 

En palabras de nuestro obispo, “la estructura de la Iglesia, su orgánica composición, contempla de una parte su dimensión más universal, la Iglesia como pueblo santo de Dios, uno y único que debe extenderse por todo el mundo a través de todos los siglos”. En la Iglesia de todos, “la caridad, derramada en nuestros corazones por el Espíritu Santo es don y tarea del cristiano en el mundo”.

Entre otros proyectos, Cáritas Diocesana de Cuenca, de la mano de Cáritas Congo, lleva años comprometida con la erradicación de la malaria, llevando varios proyectos,  entre ellos, el reparto de mosquiteras tratadas y diversas campañas de sensibilización con las comunidades. La malaria es la enfermedad más letal del mundo. Cada año, se lleva la vida de más de 500.000 personas. En particular, en la República del Congo es responsable del mayor número de ingresos hospitalarios, siendo la primera causa de muerte en menores de 5 años, los más vulnerables junto a las mujeres embarazadas.

Enlaces relacionados